Uncategorized

Las bolas negras del alcaide

Publicado el

John Parker, el alcaide de la prisión provincial, es un hombre tramposo y cruel. Un buen día comunica a todos los internos que, para celebrar su 25 aniversario en el puesto, dejará libre a un preso al azar.

Para ello diseña un sistema de sorteo muy sencillo. Introducirá diez bolitas del mismo tamaño en un saco. Todas serán de color negro excepto una. El primer preso que saque la bola blanca quedará libre.

Debemos recordar que John Parker es una persona especialmente cruel, así que para divertirse un rato a costa de las esperanzas de los reclusos decide introducir en la bolsa 10 bolas negras.

Lo cierto es que Frederick Somonte, uno de los ayudantes de John Parker, descubre la broma pesada de su jefe y le da la información a Joe Fastmind Singer, un preso vividor y estafador profesional, que tenía en nómina al funcionario carcelario a cambio de buenas mordidas semanales.

Los 150 presos del penal fueron pasando por el despacho del alcaide realmente ilusionados con la idea de acertar con la bola blanca y empezar una nueva vida fuera de prisión, pero sus esperanzas se van desvaneciendo poco a poco.

Como no podía ser de otra manera todas las bolas que salen, y vuelven a meterse en el saco, son negras. Y así funciona el sorteo hasta que le toca a Joe. John Parker, atónito, tiene que dejar en libertad al vividor, que sale entre vítores de la prisión esa misma tarde.

¿Cómo pudo ganar el juego Joe Fastmind si las diez bolas eran de color negro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *